(713) 900-6424

Perder a un ser querido es una de las cosas más difíciles que uno puede pasar en la vida. Puede ser aún más difícil cuando la muerte se debe a la negligencia de otra persona. El dolor que uno siente después de la muerte de un ser querido puede ser aumentado por los sentimientos de confusión y enojo, lo cual hace llegar a un desenlace satisfactorio aún más difícil.
 

FREE CONSULTATION
 

Algunos consejos para lidiar con la pérdida de un ser querido:

 

Deje que Los aboga dos manejen las vías legales:

La familia tendrá lo suficiente en su mente después de la perdida. Deje que los abogados se hagan responsables de manejar los aspectos legales para eliminar el estrés innecesario de la familia. Eso permite que la familia se enfoque en otras cosas importantes para sanar más rápido. La familia debe de estar disponible para responder a preguntas y ayudar a los abogados, pero lo primero es enfocarse en eliminar el dolor profundo.

 

Busque ayuda profesional

Las emociones que uno siente después de la muerte de un ser querido no son emociones típicas que uno siente todos los días. Son sentimientos que son profundos- uno esta confundido, triste, enojado, uno no sabe cómo manejar el dolor. Es importante buscar ayuda profesional para lidiar con el dolor y la desesperación que puede sentir después de un evento como una muerte injusta. Uno debe de ir a visitas terapéuticas o ir a ver a un consejero, son maneras que uno puede usar para minimizar el dolor. Los médicos profesionales podrán ayudarle a comprender que signos de advertencia deben de tener en cuenta de usted y sus familiares, junto con técnicas sobre cómo evitar los desencadenantes diarios que retrasarán su proceso de curación.

 

No apresure el proceso

No hay una línea de tiempo para el proceso de superar la muerte de un ser querido. Cada situación es diferente igual que cada persona afectada. Debe ser paciente, también es importante tener en cuenta que habrá fluctuaciones con respecto a la forma en que se siente. Al pasar el tiempo uno puede sentir que está progresando y al día siguiente puede volver al punto de partida. La paciencia y la diligencia son clave para avanzar a largo plazo.

 

Preste atención especial a los comportamientos de los niños

El dolor que uno siente no tiene medidas con respecto a la edad, cada persona de la familia puede sentir el dolor y la tristeza de una tragedia a diferente nivel. Muchas veces los niños no tienen la preparación emocional para lidiar con estos eventos tan trágicos, y por eso pueden surgir cambios en su comportamiento súbitos e inexplicables. Si los niños empiezan a cambiar su comportamiento es muy importante prestar atención.

  • Aislamiento: Muchos niños que han sufrido una pérdida, incluso aquellos que normalmente son extrovertidos, recurrirán a la reclusión. Se retirarán de las actividades normales, rechazarán las oportunidades de socializar con amigos y familiares, y constantemente tratarán de ubicarse en situaciones en las que estarán solos.
  • Comportamientos auto-destructivos: Este tipo de comportamiento puede incluir faltar a clases, el consumo de alcohol por menores de edad y la experimentación con drogas. Desafortunadamente, este comportamiento también puede incluir intentar hacerse daño físicamente. Este es el tipo de comportamiento que, si se nota, debe abordarse profesionalmente lo más antes posible.
  • Revertir a comportamientos pasados: Esto se ve principalmente en los niños más pequeños que sufren una pérdida injusta. Volverán a sus viejos hábitos, como exigir que los sostengan o arrojarles berrinches. Este tipo de arrebatos se puede ver como algo normal y no puede ser controlado por los padres, lo que lleva a problemas de desarrollo a largo plazo.

 

Muchas familias tratarán de manejar el dolor de los niños por su cuenta, lo consideran como su responsabilidad de reparar el daño emocional a causa del evento cuando mientras ellos mismo también está tratando de sanar. Aquí es donde la ayuda profesionales es necesaria. Los niños son extremadamente resistentes, pero ponerlos en la mejor situación para sanar siempre debe ser la prioridad número uno.
 

FREE CONSULTATION